Cómo obturar una entrada de agua

Cómo obturar las entradas de agua

Las filtraciones y entradas de agua muchas veces no son advertidas hasta que el problema se ha agravado. Y, para cuando alguien se ha dado cuenta, la filtración se convierte en una fuente de estrés y frustraciones.

Sea que el problema se haya generado en un espacio industrial o que se trate de una filtración en el hogar, si no se sabe dónde se originó, difícilmente se podrá reparar de manera adecuada.

Desde Lemara te contamos las diferentes razones por las que se generan las filtraciones, así como las mejores opciones para obturar la entrada de agua.

¿Por qué aparecen las filtraciones?

Las filtraciones de agua pueden ocasionarse debido a distintas causas. Algunas de estas son:

Mala impermeabilización

Si el hormigón está desprotegido contra el agua, ésta inevitablemente se filtrará. Esto se debe a que el hormigón no es un material impermeable por sí mismo. Además la juntas de construcción o fisuras en el mismo son entradas directas de agua en muchos casos.

Tuberías rotas

Ya sea debido al mal diseño o la falta de mantenimiento de las tuberías, este tipo de filtración se produce desde el interior de la pared y puede agravarse rápidamente.

Nivel freático

Cuando parte de una edificación está en contacto con la capa de agua subterránea y su presión es muy fuerte, es posible que se produzcan entradas y filtraciones a través del muro, por una falta o deficiente impermeabilización en el mismo.

Fisuras

Las grietas se originan debido a distintas causas, como una mala mampostería, una sobrecarga en la construcción, un defecto en los materiales de construcción, entre otras. Las fisuras son el ambiente ideal para la humedad, ya que propician las entradas de agua.

Obturar entrada de agua: qué tener en cuenta

No hay una sola solución para todos los tipos de filtración. Un resultado eficiente dependerá de un método para obturar la entrada de agua que se adecúe al tipo de filtración, el material y el lugar afectado:

En hormigón

En las impermeabilizaciones de cimentaciones deben aplicarse membranas impermeabilizantes como por ejemplo la bentonita de sodio. Una solución común contra este problema en el caso de los muros es el uso de morteros impermeables especiales que se aplican en distintas capas, similar a una pintura.

En fisuras

La mejor opción contra este grave problema es aplicar inyecciones de poliuretano. Las inyecciones consisten en la irrigación de resinas a presión.  Este material tiene la enorme ventaja de ser maleable y duro a la vez, lo cual lo hace ideal en este tipo de situaciones.

Sin embargo, este material requiere de una maquinaria específica que debe ser utilizada por personas expertas. Si deseas utilizar este método, lo ideal es contactar a una empresa especializada que pueda obturar la entrada de agua exitosamente. Es necesario contar con un personal que pueda hacer un diagnóstico acertado del problema.

En ventanas

Estamos tan acostumbrados a las ventanas que se nos puede olvidar la importancia que brindan, pues nos aíslan de la lluvia y, al mismo tiempo, permiten entrar al sol.  Cuando el agua empieza a filtrarse por la ventana, se puede volver un verdadero problema de cabeza.

Por suerte, este tipo de entradas de agua son fáciles de resolver y prevenir. Un método útil y sencillo de implementar es el sellado con masillas de poliuretano de alta calidad.

En terrazas

Cuando una filtración ocurre en una terraza nos encontramos en un serio problema. Si este problema no se trata lo antes posible puede ocasionar serios daños a la estructura, al decorado o a otros elementos. Antes de impermeabilizar en terrazas es necesario llevar a cabo una limpieza minuciosa para erradicar cualquier hongo o patógeno que, en el futuro, pudiera filtrar el agua.

Una vez hecho esto es necesario aplicar un producto capaz de impermeabilizar la terraza. Este debe ser regado uniformemente en la superficie. Actualmente existen en el mercado membranas proyectadas a base de poliuretano, acrílicas o poliureas.

Obturar entrada de agua: aspectos previos y posteriores

Obturar una entrada de agua no es una tarea sencilla, hay muchos factores a considerar antes de decidir qué hacer. El tipo de humedad, el material, el lugar donde se originó, el grado de afectación e incluso las posibilidades económicas son factores que pesan a la hora de reparar el problema. Por ello, es necesario tener mucha claridad sobre las características del espacio y de la filtración. Todo para que pueda ser posible aplicar el mejor método de obturación.

Una vez que la filtración sea eliminada, debes estar atento ante la posibilidad de reincidencia y realizar un mantenimiento periódico. Para evitar que vuelvan a aparecer las filtraciones, la mejor opción es contar con profesionales que puedan eliminarla de manera definitiva.

Contar con la asesoría y experiencia de una empresa especializada como Lemara, podrás tener un estudio previo determinando la mejor opción para tu necesidad. La asesoría de un equipo profesional dispuesto a dar solución a tu problema es invaluable, y te ahorrará futuros inconvenientes con las entradas de agua.

La puntuación de los usuarios es
[Total: 1 Media: 5]