Ventajas de la impermeabilización con poliurea en una cubierta

Impermeabilización con poliurea

La poliurea es un producto utilizado para impermeabilizar cubiertas, tanto de viviendas como de edificios, naves o almacenes, aunque también fachadas o balcones. A nivel industrial, la poliurea se utiliza para el revestimiento de vehículos y remolques. 

Pero, ¿cuáles son las ventajas de este material? ¿Qué beneficios y propiedades físicas y químicas tiene frente a otros productos similares como, por ejemplo, el poliuretano? 

En Lemara somos expertos como empresa de impermeabilización en Valencia. Como profesionales del sector usamos poliurea, tradicionalmente utilizada para el tratamiento de depósitos y cubetos industriales, en muchos proyectos que requieren impermeabilizar y proteger hormigones

Piscinas y cubiertas son los elementos en los que empleamos la poliurea de manera más habitual. El principal motivo es su alta resistencia y su capacidad para formar una membrana continua que garantiza el aislamiento térmico y de agua. 

¿Qué es la poliurea para impermeabilizar? 

La poliurea es un polímero sintético que surge de la reacción de polimerización por condensación de un diisocianato con una diamina. Este material es muy parecido al poliuretano. De hecho, pertenecen a la misma familia química: los diisocianatos reaccionan con polioles para formar poliuretanos y reaccionan con las diaminas para formar poliureas

¿Cuáles son las ventajas de la poliurea para impermeabilizar? ¿En qué se diferencia del poliuretano?

La principal diferencia entre poliurea y poliuretano es que, pese a su origen común, tienen propiedades físicas y químicas muy diferentes, de ahí que sus usos también sean distintos.

La poliurea tiene mayor resistencia al desgaste, más durabilidad y mejor estabilidad, lo que permite su uso para impermeabilizar cubiertas en lugares húmedos e incluso en piscinas. La clave es que la poliurea crea una capa uniforme, sin juntas, que facilita la limpieza y evita la aparición de irregularidades o zonas más blandas.

La uniformidad es, precisamente, uno de los motivos por los que la impermeabilización de piscinas con poliurea es cada vez más habitual. El material no sufre ablandamientos ni roturas, y conserva sus propiedades prácticamente inalterables independientemente de los cambios de temperatura a los que se vea expuesto.

De la misma forma, el poliuretano tarda horas en curarse y secarse, mientras que la poliurea proyectada apenas tarda unos segundos en reaccionar, de ahí que sea más cómoda en muchos proyectos constructivos. 

Además, y a diferencia del poliuretano, la poliurea se adapta a cualquier superficie o soporte, da igual que sea recto, irregular o curvo, y está disponible en muchos colores, dando al producto una mayor versatilidad estética. 

¿Existen varios tipos de poliurea para impermeabilización? 

Sí. Las poliureas para la impermeabilización, tanto de cubiertas como de piscinas y de fachadas, son poliureas puras. Las híbridas, aunque también sirven para este fin, tienen otras propiedades y son menos eficientes. Aun así, algunas poliureas híbridas son especialmente resistentes a la abrasión y a algunos productos químicos.

Las poliureas puras pueden ser alifáticas o aromáticas. La poliurea alifática es más resistente a los rayos del sol (UV), mientras que la aromática pierde parte de su brillo y color con la exposición y el paso del tiempo. Por este motivo, la primera suele usarse habitualmente en piscinas. 

Otras propiedades de la poliurea para la impermeabilización de cubiertas

  • Protección ante los cambios de temperatura (rango de trabajo desde -30ºC hasta más de y 100ºC en algunos casos) los rayos ultravioletas.
  • Gran resistencia mecánica y química.
  • Alta densidad, incluso con una única capa de aplicación.
  • Enorme capacidad de estanqueidad y de proteger la superficie de filtraciones.
  • Resistencia a medios ácidos y alcalinos.
  • Posibilidad de frenar la filtración de raíces cuando se utilizan en el pavimento exterior.
  • Protección frente a la corrosión.
  • Posibilidad de aplicación en condiciones de frío y humedad, tanto ambientales como en los diferentes soportes. 

Aplicación y usos de la poliurea

La poliurea es un producto impermeabilizante con un coste elevado. El principal motivo es su alta calidad y eficiencia, una inversión que supone un ahorro a medio y largo plazo al disminuir los costes en reparaciones y mantenimiento.

Las impermeabilizaciones con poliurea deben realizarlas siempre profesionales como los de Lemara. Puesto que el material se proyecta a presión, es necesario usar un equipo de alta presión, compresor, equipo de respiración autónomo, grupo electrógeno autónomo e independiente, y material de protección.

El uso de poliurea se recomienda para

  • Impermeabilización de tejados, techos, balcones, voladizos, terrazas, etc.
  • Impermeabilización de cubiertas de metal, chapa, galvanizados, etc.
  • Impermeabilización de depósitos y cubas de transporte, sobre todo cuando transportan productos corrosivos y/o químicos.
  • Impermeabilización de piscinas, estanques y jardines.
  • Impermeabilización de instalaciones acuáticas, parques acuáticos, grandes acuarios o piscifactorías.
  • Revestimiento de elementos constructivos.
  • Revestimiento de superficies transitables y zonas de tráfico rodado.
  • Revestimiento de superficies industriales con propiedades impermeables, antiestáticas y resistentes.
  • Revestimiento de superficies para parques de atracciones, ferias, recintos de exposiciones, etc.
  • Aumentar el aislamiento acústico de locales de ocio y comerciales.

¿Buscas una empresa experta en impermeabilizaciones en Valencia? Contacta con nosotros. Te asesoraremos sobre el uso de poliurea para la impermeabilización y de cualquier otro material impermeabilizante.