¿Cuáles son los tipos de humedades que existen?

Tipos de humedades

El aire que nos rodea contiene vapor de agua en mayor o menor cantidad. En este sentido, la humedad no es más que la cantidad de agua, vapor de agua o cualquier otro líquido que pudiese estar presente en una superficie, concentrada de forma más o menos densa. Esta concentración, puede llegar a afectar a superficies como paredes, techos, vigas o madera, entre otros.

Teniendo esto en cuenta, es importante señalar los posibles inconvenientes que pueden conllevar los diferentes tipos de humedades, pues a la larga, puede tener influencias sobre las estructuras tales como deteriorar las vigas, destruir los paneles de yeso, deformar las puertas de madera, oxidar gabinetes y los marcos metálicos.

Además no solamente produce una mala apariencia estética, sino que también puede tener consecuencias nocivas para la salud, puesto que los tipos de humedades que existen permite que se reproduzcan o surjan microrganismos como hongos y moho que afectan en su mayoría a las personas que sufren de alergias.

Cabe resaltar que los problemas de humedad en determinados lugares tales como edificaciones, viviendas, o estancias, entre otros, son los que contribuyen a empeorar o desmejorar la salud de las personas con la afección antes mencionada.

Es muy importante resolver cualquier inconveniente que pueda presentar la humedad.

 

Tipos de humedades

 

Tipos de humedades

Tipo de humedad por condensación

La humedad por condensación se produce por el aire saturado de agua en estado gaseoso, pues el exceso de agua sube a los lugares más fríos de la estancia produciendo los característicos signos de condensación en ventanas, paredes con tipos de humedades severas, etc. Es decir, este tipo de humedad se genera cuando existe un exceso de vapor de agua en la vivienda, transformándose en estado líquido, siendo común que se genere por los mismos habitantes de las viviendas, el uso de calefacciones, secar la ropa dentro de la misma o no ventilar adecuadamente.

Cuando este tipo de humedad por condensación no se soluciona a tiempo comienza la aparición del moho, en techos, paredes, mobiliario e incluso en ropa almacenada en armarios y cajones.

Para solucionar o minimizar el tipo de humedad por condensación hay que tener en cuenta que:

    • Se debe abrir las ventanas o puertas en las habitaciones para renovar el aire en el hogar.
    • Evitar producir humedad dentro del hogar. Esto se logra lavando y secando la ropa en exteriores.
    • Abrir una ventana cuando se cocine.
    • Limpiar las superficies donde se observe humedad para evitar de esta manera la aparición del moho.

 

Tipo de humedad por capilaridad

En general, este tipo de humedad se origina cuando la humedad natural intenta entrar en la estructura de las edificaciones, estancias o viviendas. De este modo, ocasiona daños antiestéticos en las paredes y se conviertie en un riesgo para la salud, ya que puede causar diversas afecciones respiratorias. Este tipo de humedades afecta a la mayoría de las edificaciones, pero sobre todo a las antiguas donde no existe una barrera física contra la humedad.

La humedad por capilaridad provoca la aparición de salitre y moho en las paredes, cimientos y muros debilitados.

Es importante detectar a tiempo este tipo de humedades. Para ello, se puede proceder de manera fácil con solo hacer una comprobación visual, pues los síntomas más comunes de este tipo de humedad, son las manchas de salitre en las paredes o el papel tapiz que se despega.

Para dar solución a este tipo de humedades, es importante instalar una barrera antihumedad para que no pueda adentrarse en la estructura. 

 

Tipo de humedad por filtración de agua

Este tipo de humedad aparece en zonas donde no existe la impermeabilización, o la misma existe pero de manera muy deficiente. Es importante tener en cuenta que la ausencia de impermeabilización permite que el agua o cualquier líquido se abra paso a través de paredes o fachadas.

Toda edificación, vivienda, estancia u otros lugares rodeados por agua o vapor de agua, corren el riesgo de que se degraden ocasionando graves problemas de estructura. También puede ocasionar fallos menos graves como en instalaciones eléctricas, desprendimiento de revestimiento y entrada de aguas provocando un ambiente húmedo y, por supuesto, problemas a la salud.

Este tipo de humedades, además de provocar lo anteriormente mencionado, también puede producir daños en el mobiliario, aparatos eléctricos, manchas de humedad y salitre en muros, techos o paredes. Incluso puede provocar inundaciones en habitaciones de la vivienda si no se reparan a tiempo.

Para solucionar este tipo de humedades es importante identificar de manera inmediata la filtración antes de que ocasione problemas difíciles y caros de reparar.

Además, es clave contar con el equipo o personal adecuado para solucionarlo e instalar los mecanismos de prevención pertinentes para dar solución a los inconvenientes y molestias ocasionados por la humedad.

 

Por ello, desde Lemara estamos abiertos a cualquier duda que te surja. No dudes en contactarnos, para resolver una duda o pedir presupuesto para dar solución a tu problema de una manera eficiente y eficaz.

 

La puntuación de los usuarios es
[Total: 1 Media: 5]