Ventajas de la inyección de resinas para humedades

Las humedades por capilaridad son uno de los problemas de humedad habituales en bloques de pisos y en viviendas unifamiliares. Este tipo de humedades provocan un ascenso del agua, que gana altura a través de los poros de los diferentes elementos constructivos. Su aparición se produce normalmente en plantas bajas y en sótanos de edificios cuando hay agua en el subsuelo, o cuando el nivel freático está cerca de las paredes y cimientos. 

Las humedades por capilaridad son peligrosas y su reparación es costosa si la pared se degrada en exceso. De ahí la importancia de corregirlas a tiempo. 

De forma genérica, existen tres tratamientos para combatir estas humedades

  • Tratamientos por inyección. Consisten en inyectar resinas viscosas/líquidas en los muros. Para hacer el tratamiento por inyección, el muro se perfora con un taladro dejando huecos para introducir la resina.  Una vez dentro, el material se expande y crea una barrera que frena la ascensión del agua. 
  • Tratamientos por electrodos. Su objetivo es eliminar la humedad de los muros gracias a la emisión de una señal electromagnética que despolariza las moléculas de agua y provoca que, en lugar de ascender, desciendan.  
  • Tratamiento para revocar las paredes. Básicamente consiste en impermeabilizar las paredes con revoques impermeables e hidrófugos. Los revoques se aplican directamente sobre el ladrillo y generan una capa protectora uniforme. 

Los diferentes elementos del mortero (cemento y arena) se mezclan en seco y después de hidratan en agua. Para acabar, se les añade un aditivo hidrófugo. Para realizar el revoque es necesario conocer bien el tipo de muro.

Inyección de resinas para las humedades: dudas frecuentes

¿En qué consiste la inyección de resinas químicas? 

La inyección de resinas se considera uno de los mejores tratamientos para las humedades por capilaridad a largo plazo. El objetivo de la técnica es evitar que el agua ascienda por los muros y requiere, primero, picar la pared para inyectar el producto y, segundo, revocar el muros hasta dejar la superficie lisa. 

¿Cómo actúa la resina sobre los poros de la pared? 

El efecto de las inyecciones de resinas para las humedades se nota desde el principio: los poros tienen una «tensión interna» que absorbe el agua del terreno y provoca su ascensión. Al tratar este poro con una sustancia química, la tensión se invierte y genera el efecto opuesto, es decir, que el agua desciende

El objetivo del tratamiento de inyección de resinas para las humedades es alcanzar el máximo número de poros generando a lo largo del muro una barrera que impida el paso del agua. 

¿Qué tipos de resinas químicas podemos encontrar en el mercado? 

Las resinas químicas para inyección se comercializan como productos sintetizados. Sus principales componentes son los polímeros de silanos y siloxanos, dos elementos con propiedades físico-químicas para repeler el agua. Se presentan en dos formatos:  gel para muros compactos y líquido para muros huecos y/o antiguos.

¿Cómo se inyecta el producto en la pared?

Las resinas para inyección se venden como cartuchos embalados que se introducen en la pared utilizando pistolas de inyección parecidas a las pistolas de silicona (aunque algo más finas). Primero se perfora o pica la pared a lo largo del muro. Después se introduce la cánula de la pistola cada uno de los agujeros y se aprieta el  gatillo para inyectar la resina.  

Ventajas de las resinas expansivas como tratamiento antihumedad

Las inyecciones de resina son una opción recomendada para tratar humedades por capilaridad en edificios antiguos en los que no es posible alterar la cimentación. En caso de aguas subterráneas la inyección también se han mostrado como la opción más eficaz para evitar la subida del agua. 

Otras de las ventajas la inyección de resinas para las humedades son: 

  • La inyección es poco invasiva y no es necesario realizar obras auxiliares (únicamente hay que picar y revocar el muro). 
  • El proceso es rápido.
  • Las resinas son materiales ligeros que no sobrecargan el terreno ni los elementos constructivos. 
  • El método permite acceder a todos los puntos donde sea necesaria la inyección. Las resinas tienen gran poder de penetración en cualquier tipo de estructura.
  • El material es elástico y resistente a las inclemencias meteorológicas, al paso del tiempo, al movimiento y a la presión del agua. 
  • Las herramientas para la infiltración son ligeras
  • La expansión del material se produce por una reacción química en la que no intervienen la presión o la forma de aplicación.
  • Las resinas inyectables no contienen elementos contaminantes

¿Cómo realizar la inyección de resinas para acabar con las humedades? 

La inyección de resinas para tratar las humedades debe realizarla siempre un profesional. Las perforaciones previas tendrán una longitud mínima de 1,2 cm. y estarán separadas unas de otras 10 y 12 cm. para que el producto pueda expandirse. 

En líneas generales, las perforaciones debe ser inferiores al ancho del muro. Respecto a su ubicación, depende del material con el que se haya construido éste. Lo ideal es que las inyecciones se sitúen lo más cerca del suelo para tratar las capilaridades desde su origen. 

La inyección de resinas únicamente es efectiva para eliminar las humedades por capilaridad. Aunque el tratamiento puede realizarse en vertical, la recomendación es hacerlo siempre en horizontal. En el primer caso, se recomienda no subir las perforaciones más de un metro para garantizar su eficacia. 
Si quieres soluciones efectivas a tus filtraciones y buscas una empresa especializada para tratar las humedades, contáctanos. En Lemara trabajamos para darte las mejores soluciones.

La puntuación de los usuarios es
[Total: 1 Media: 5]