¿Funciona la electroósmosis?

La electroósmosis es un sistema utilizado para combatir las humedades por capilaridad habituales en muchas viviendas cuando el agua sube a través de los poros de las paredes hacia arriba, atravesando los paramentos verticales. 

Las humedades por capilaridad son difíciles de tratar y pueden provocar graves daños como el deterioro de la pintura o la erosión y corrosión de los materiales de construcción.  

Desde Lemara te explicamos con más detalle qué es la electroósmosis, en qué principios se basa y si realmente es un tratamiento eficaz para eliminar las humedades por capilaridad. 

¿Qué es la electroósmosis? Principios básicos del sistema 

La electroósmosis es un fenómeno mediante el cual se produce el movimiento de las moléculas de agua gracias a la inducción de un campo eléctrico en un medio poroso (paramentos y terrenos). 

Dicho de una forma más sencilla la electroósmosis consiste en cambiar, a través de la electricidad, la polaridad del elemento constructivo que está siendo afectado por humedades. 

Funciona de la siguiente manera: las moléculas de agua, inducidas por un campo eléctrico en un medio poroso (pared o muro) ascienden. En teoría, si aplicamos en la zona una carga eléctrica igual, el líquido en lugar de ascender descenderá, ya que el agua del interior del elemento afectado será expulsada al tener la misma polaridad que el muro.

En el caso de las humedades por capilaridad, la electroósmosis se realiza mediante la aplicación de electrodos en las paredes. Es lo que se conoce como «electroósmosis activa». La colocación de los electrodos debe ser realizada por personal cualificado.  Después, se aplica en ambas zonas un mortero drenante. Para acabar, la empresa instaladora aplica los impulsos eléctricos necesarios para revertir el flujo de agua y acabar con la humedad. 

También existe otro sistema, la electroósmosis inalámbrica, que consiste en desplazar la humedad de un muro hacia el subsuelo aplicando ondas electromagnéticas.

Electroósmosis para combatir la humedad: ¿realmente funciona? 

La electroósmosis se presenta como un sistema eficaz para eliminar las humedades por capilaridad pero, ¿Realmente puede aplicarse en todos los casos? ¿Por qué, si es tan efectiva, las empresas especializadas en el sector como Lemara no ofrecemos este servicio?

Quienes defienden que es posible eliminar las humedades por capilaridad con electroósmosis aseguran que este método ofrece muchas ventajas frente a otras soluciones. Como por ejemplo, su barato coste frente a otros remedios químicos, su fácil mantenimiento e instalación, es un sistema no contaminante, etc.

Sin embargo, todas estas supuestas ventajas pierden sentido al realizar esta pregunta: ¿permite la electroósmosis eliminar las humedades por capilaridad de manera definitiva? La respuesta que es no. Te explicamos por qué.

  • En primer lugar, la teoría en la que se basa la electroósmosis no es cierta. Incluso si aplicamos una polaridad equivalente a nivel intermolecular, el agua tiene una fuerza mayor, por lo que acabará subiendo.  
  • Además, este sistema únicamente sería válido para tratar problemas de humedades por capilaridad. En el caso de las humedades por infiltración o por condensación su efecto sería nulo.
  • Por otra parte, se han dados casos en los que la electroósmosis, en lugar de solucionar el problema de humedad, lo ha agravado. Y es que, según su principio, un pequeño error en el cálculo de la polarización eléctrica en lugar de repeler el agua puede estimular su subida. 
  • A esto sumamos otro problema: ¿qué ocurre si, por ejemplo, el sistema está sin conexión eléctrica por un apagón? Es muy posible que, si se da este caso, se produzca un efecto rebote y que el agua acabe accediendo con mayor virulencia. 

En líneas generales, la electroósmosis se considera un sistema obsoleto y no definitivo para terminar con las humedades.  

La única forma de librarnos de ellas definitivamente es confiar en empresas profesionales que ofrecen unas soluciones o tratamientos más efectivos. 

Desde Lemara aconsejamos el uso de otras técnicas más eficaces como son las inyecciones químicas, las cuales consisten en inyectar productos químicos desde el suelo para formar una barrera por todo el muro, haciendo que el agua actúe como tapón impidiendo el paso a los capilares. 
¡Para conseguir el mejor tratamiento a tus problemas por humedades, contáctanos! Desde Lemara estudiaremos tu caso y te ofreceremos las mejores soluciones para tratarlo.

La puntuación de los usuarios es
[Total: 0 Media: 0]