Revisión de desagües para olvidarte de las averías

Revisión desagües

Los desagües son elementos fundamentales en los hogares. Aunque no se ven, su funcionamiento y mantenimiento son esenciales dentro de la dinámica diaria.

Tirar restos de alimentos, lanzar aceite y grasas por el fregadero, arrojar desperdicios o una abundante cantidad de papel por el inodoro son acciones que tienen consecuencias en el sistema de drenaje.

Revisión desagüesSu deterioro puede ocasionar gastos excesivos, por lo que su cuidado es clave no solo para conservar las labores diarias de nuestras casas, sino también para evitar grandes inversiones en un futuro.

Especialistas aseguran que la mala utilización de las tuberías y la falta de revisión son las principales causas de averías.

¿Cada cuánto tiempo debe hacerse la revisión de desagües?

Expertos aseguran que la revisión de desagües debe hacerse mínimo anualmente. Sin embargo, la recomendación es que, en estructuras con más de 25 años de construcción, se deba inspeccionar cada seis meses.

No obstante, en Lemara te aconsejamos que al adquirir una vivienda sometas a la estructura a una examinación exhaustiva.

Existen señales que advierten un estudio de emergencia:

  • Fuga de agua en grifos.
  • Sonidos constantes de gotas cayendo.
  • Anomalía en el contador de agua, lo que indica que hay una fuga interna.
  • Presencia de óxido en tuberías.
  • Escape de agua visible en el sistema de drenaje.

Principales consecuencias de la falta de mantenimiento de las tuberías

Existen varias averías que son frecuentes en los hogares. Para hacer la revisión de los desagües, el primer consejo es cerrar la llave de paso y contactar a un fontanero especializado en el tema.

Mantenimiento tuberías

Una vez inspeccionado el lugar, se ubicará el desperfecto. Dentro de los incidentes más comunes por falta de mantenimientos de los desagües se encuentran:

Atascos

Las tuberías son estructuras estrechas que muchas veces se ven afectadas por objetos de volumen que obstaculizan el paso de agua.

Este entorpecimiento corta la buena circulación del sistema de drenaje, lo que puede ocasionar inundaciones en la vivienda.

Fugas

En ocasiones, el agua del drenaje se expulsa al exterior por medio de agujeros o daños a la tubería. Esta es una situación que se debe atender lo más pronto posible, ya que si se extiende puede traer filtraciones que, a la larga, causan daños en la estructura de la vivienda y comprometen la seguridad.

También son altamente peligrosas al estar cerca de instalaciones eléctricas y oxidan elementos metálicos de construcción.

Rompimientos

Es la avería más visible y también la más grave, porque significa una rotura total de la tubería. En tan solo minutos, tu hogar podría estar inundado si alguna de las piezas que componen el sistema de drenaje está seriamente dañada.

En este caso, se debe buscar con urgencia un equipo especializado que inspeccione el sitio y proceda a la reparación.

¿Cómo solventar una avería en el sistema de desagüe?

Como te mencionamos, existen diferentes averías y la reparación depende de qué tipo de desperfecto sea y su causa.

Hay soluciones sencillas, como el cambio de grifería, y acciones más complejas como la sustitución de una tubería entera. Te aconsejamos que, sin importar el caso, acudas a un profesional que te dará recomendaciones; la revisión de desagües hecha por un experto te dará información relevante sobre el desperfecto.

Hay daños que significan un grado de perjuicio mayor y, en algunas ocasiones, llegan a comprometer la estructura de tu hogar. En Lemara, tenemos el servicio de sellado de fugas de agua, una solución para la aparición de filtraciones, bien sea internas o externas.

Esta técnica ofrece varios sistemas de inyecciones para reparar la avería tales como la irrigación de resinas, de mortero y de morteros especiales, de geles acrílicos y el sellado con morteros de fraguado rápido.

Acciones diarias que contribuyen a cuidar los desagües

Cuando hay una fuga o filtración ya el daño está hecho, y este perjuicio puede traer consecuencias graves para tu hogar. Sin embargo, una fuga o filtración es una situación que se puede evitar con simples acciones diarias:

  • Verter la grasa excedente de la cocina en recipientes. A ser posible, reutilízala o, si no, llevarla a un punto limpio.
  • Verter agua hirviendo por la tubería una vez por semana. Esto ayudará a fundir la grasa acumulada en el sistema de drenaje.
  • No tirar papeles no degradables en el inodoro.
  • No tirar químicos como aceites de motor, pintura, disolventes, entre otras sustancias, por las tuberías.
  • Recoger los desechos de comida cuando laves los platos en el fregadero.
  • Retirar el pelo del desagüe cuando te duches.

Los desagües son un asunto de cuidado, prevención y mantenimiento. El buen uso y la revisión de desagües constante podría ahorrarte dinero en averías que fácilmente se pudieron evitar con prácticas diarias y sencillas.

Manténte alerta a cualquier síntoma que podría sugerir una fuga. Muchas veces, las tuberías avisan antes de romperse. Pero, lo más importante en esta materia es confiar en la experiencia y buscar especialistas.

La puntuación de los usuarios es
[Total: 1 Media: 5]