Cómo llevar a cabo la estabilización de terrenos

Estabilización de terrenos

La estabilización de terrenos consiste en modificar las propiedades físicas del suelo para así, conseguir mejorar su resistencia, durabilidad, impermeabilidad, y otro tipo de cualidades.

Llevar a cabo las tareas de estabilización de terrenos es importante a la hora de construir carreteras, pavimentos industriales, y cualquier infraestructura que lo requiera.

Desde Lemara te ofrecemos toda la información relacionada con la estabilización de terrenos, una técnica que, llevada a cabo por un equipo especializado como el nuestro, te ofrecerá numerosas ventajas.

¿Cómo se realiza la estabilización de terrenos?

Contar con un ingeniero especializado es fundamental para llevar a cabo la estabilización de cualquier tipo de suelo. Y es que solo los especialistas somos capaces de asesorar sobre las mejores técnicas y el tratamiento adecuado para cada ocasión.

Antes de iniciar cualquier proceso de estabilización del terreno, somos los ingenieros quienes realizaremos el diseño y las pruebas oportunas.

Por lo general, a la hora de realizar la propia estabilización del terreno, las pautas a seguir son:

  1. Una máquina de recuperación se encarga de pulverizar el material del terreno en cuestión.
  2. Encima del material a trabajar, se coloca un aditivo. Éste, se mezclará con el suelo hasta conseguir las propiedades que el ingeniero considere.
  3. Tras ello, la nueva base estará formada con su perfil adecuado y compactada, gracias a la motoniveladora.

Pese a que pueda parecer un proceso sencillo en términos generales, ha de llevarse a cabo por especialistas. Y es que cada proceso de estabilización de terrenos variará en función de los suelos y los aditivos requeridos.

Qué técnicas se emplean para la estabilización del suelo

Las técnicas de estabilización de terrenos pueden variar y, será un especialista quien decida cuál aplicar en cada uno de los casos. Sin embargo, las 3 técnicas de estabilización del terreno básicas son:

Estabilización de terrenos mecánica

Es la técnica de estabilización del suelo más antigua. Lo que implica seguir este tipo de solución es cambiar la propiedad física del suelo, con el objetivo de modificar su solidez, gradación, permeabilidad, etc.

El proceso de la compactación dinámica es llevado a cabo por un elemento pesado que, de forma continua, se deja caer sobre el pavimento para absorber sus deformidades. De este modo, se consigue que la superficie sea compacta.

Estabilización de terrenos química

Apostar por las soluciones químicas es otra opción para la estabilización de terrenos. Con la estabilización química, lo que se pretende es agregarle al suelo materiales adicionales que se encargan de interactuar con él para cambiar sus propiedades físicas.

Son varios los tipos de estabilizaciones de terrenos que van a depender de elementos y aditivos químicos. Es por ello que, con frecuencia, encontrarás aquellos compuestos que utilizan el cemento, la ceniza volante, el polvo de horno o la cal para ellos.

El hecho de emplear estos compuestos en la estabilización de terrenos química es buscar las reacciones que éstas producen, en su mayoría de naturaleza puzolánica o cementosa. Será el tipo de suelo el que determine el resultado de las reacciones.

Estabilización de terrenos alternativa

Los anteriores tipos de técnicas de estabilización de terreno son las más tradicionales. Pese a ello, con el paso del tiempo y la aparición de nuevas tecnologías, el proceso de estabilización de suelos también se ha renovado.

A día de hoy, la estabilización de terrenos basada en polímeros está en auge por su facilidad de uso, su eficacia, el ahorro de costes, o sus beneficios para el medio ambiente, entre otros.

La estabilización del suelo con polímetros tiene ventajas significativas con respecto a la estabilización de terrenos química, o la estabilización de terrenos mecánica ya que, en general, suele ofrecer mejores resultados, y sus técnicas de trabajo son menos peligrosas y tóxicas tanto para los profesionales encargados de realizar el trabajo, como para el medio ambiente.

Estabilización de terrenos: cómo puedo beneficiarme

Lo que va a acabar por decantarte a la hora de realizar una estabilización de terrenos son las garantías que te ofrezcan los profesionales, y cuál va a ser el resultado final.

Contar con Lemara para realizar la estabilización de terrenos es apostar por seguridad y garantías. Con nuestros profesionales serás capaz de conseguir:

  • Mayor resistencia de los terrenos.
  • Mayor capacidad de impermeabilización. Como empresa líder en el sector, somos capaces de realizar los mejores tratamientos y prevención de cualquier problema con el agua.
  • Menor plasticidad del suelo.
  • Se reduce el espesor del terreno.
  • Beneficios medioambientales gracias al correcto tratamiento con aditivos oportunos.
  • Mayor durabilidad del terreno.

No solo son beneficios lo que vas a conseguir con Lemara, sino que vas a prevenir riesgos y complicaciones. Sigue las recomendaciones de los expertos, y cuenta con los mejores especialistas para la estabilización de terrenos.

Si quieres realizar cualquier tipo de modificación en cualquier tipo de suelos, desde Lemara te ofrecemos las mejores soluciones para estabilizaciones y consolidaciones con métodos alternativos (polímeros, lechadas y grouts). Llámanos al 962 836 256 o escríbenos y nosotros te llamamos.

La puntuación de los usuarios es
[Total: 1 Media: 5]