¿Cómo eliminar las humedades por condensación?

Reparar humedades producidas por condensación

Con el transcurso del tiempo, las propiedades acusan el efecto del uso continuo de sus espacios. Las actividades que realizas diariamente en tus casas o empresas, afectan progresivamente la salud de sus estructuras; ya sea al interior o exterior de las mismas.

La reparación de humedades por condensación es uno de estos casos en los que las estructuras se ven afectadas; lo que acaba generando un problema que se debe abordar lo más rápido posible para que no pase a mayores.

¿Qué es una humedad por condensación?

Hablamos de humedades por condensación de aquellas manchas que aparecen en las paredes de baños, cocinas u otras paredes, donde no solo al palpar con la mano se percibe la humedad, sino que incluso se observa la presencia de hongos.

A diferencia de una fuga de agua, la humedad por condensación es producto de algún proceso o acción rutinaria que se realiza en dicho espacio: ya sea el vapor de agua generado por la ducha caliente, la lavadora, o una cocina en continuo trabajo, entre otros.

La identificación y reparación de una humedad por condensación con rapidez es importante por diferentes razones:

  • En primer lugar, la continua porosidad en las paredes puede terminar por erosionarlas, debilitando la estructura en su conjunto.
  • En segundo lugar, la presencia de humedad crónica en ciertas zonas de la casa puede conducir a la reproducción de hongos y bacterias; los cuales, si se acumulan, pueden esparcirse a través del aire y contaminar nuestros espacios.

La acción profesional y experta puede ser necesaria para resolver este problema.

¿Cómo reducir la humedad por condensación?

Ciertos trucos sencillos pueden aplicarse para reducir la humedad por condensación:

  • Determinar cuál es la actividad que genera la condensación de humedad, para saber entonces en qué momento se genera la condensación.
  • Mantener ventilados los espacios afectados, permitiendo la entrada de luz, para facilitar el secado natural de las áreas afectadas.
  • Aplicar vinagre  ayuda a mitigar la reproducción de hongos y bacterias, si las mismas se evidencian en la estructura.

Sin embargo, no siempre podrás mitigar el problema de la humedad con soluciones parciales, y hay momentos en los que es necesaria una intervención más profunda. En ese caso, desde Lemara, estamos preparados para ayudarte en la reparación de humedades por condensación.

¿Qué hay que hacer para la reparación de humedades por condensación?

Si los primeros intentos no funcionan, hay intervenir la estructura para aplicar una membrana antihumedad y así protegerla. Para este proceso, es recomendable la participación de profesionales que puedan hacer el trabajo de manera rápida y eficiente. Y es que el tratamiento de humedades por condensación no estará a tu alcance si los conocimientos técnicos necesarios.

Descartar

Lo primero es descartar de forma definitiva que la humedad que observas no proviene de una fuga interna en las canalizaciones de agua. Para esto, se puede recurrir a varios métodos.

Un método sencillo consiste en adherir una hoja de papel de aluminio en la zona con humedad, y esperar algunas horas. Al cabo de ese tiempo, si realmente se trata de un caso de humedad por condensación, verás como las gotas de vapor aparecen en la superficie del papel de aluminio. En caso contrario, la fuga es interna, y se deberá escarbar en la pared hasta encontrar la vía que presenta dicha fuga. Una vez más, la presencia de expertos en el tema es muy aconsejable para tomar la decisión correcta.

Lijar

Una vez confirmada la presencia de humedad por condensación, en la zona “colonizada” por la humedad se aplica la espátula o una lija para limpiarla y dejarla libre de residuos de humedad. Esta operación debe hacerse intensamente, hasta abarcar el área total de la mancha, tanto a lo ancho como en profundidad en toda la pared afectada.

Eliminar bacterias e impermeabilizar

Con el área “colonizada” ya desprovista de humedad, se recomienda la aplicación de algún producto bactericida si se ha observado la presencia de hongos en la misma.

Ahora que disponemos de un espacio seco y limpio se puede aplicar la solución impermeabilizante, que actuará como una membrana que impedirá el avance de la humedad a secciones más profundas de la estructura.

La aplicación de esta solución es similar a la de una pintura de pared, requiriendo varias capas y respetando ciertos intervalos de tiempo. El juicio del experto es importante para garantizar que el producto sea aplicado correctamente y se forme la capa protectora adecuada para proteger la humedad.

Pintar la pared

Finalmente, una vez cumplidas todas las etapas es el momento de pintar de nuevo el área afectada con una pintura transpirable, para permitir la acción de la membrana aplicada recientemente.

Como se puede apreciar, eliminar las molestas manchas de humedad por condensación de las paredes no debe ser un dolor de cabeza. Contacta con nuestro equipo experto en Lemara, y obtendrás una solución definitiva de calidad y rápida.

La puntuación de los usuarios es
[Total: 0 Media: 0]